Sousveillance

A partir de un juego de palabras con el vocablo inglés y francés Surveillance, Steve Mann comenzó a hablar de Sousveillance, o vigilancia inversa, en la que son los vigilados los que redirigen su mirada hacia aquellos que les controlan.

Por ejemplo, este blog es un ejemplo de vigilancia inversa. O los grupos que se dedican a monitorizar y controlar los abusos de la policía, y en general cualquier grupo activista por privacidad y derechos civiles estará haciendo un trabajo de vigilancia inversa.

Históricamente esta función, sobre todo en países anglosajones, la ejercía la prensa, que vigilaba y hacía públicos los movimientos de los políticos. Aunque muchos de los proyectos activos de seguimiento al poder político siguen naciendo de los medios, ahora es mucho más accesible para cualquiera el ejercer esta función, gracias a la disponibilidad de herramientas que facilitan colaborar en la recopilación y en la difusión y visualización de datos.

El problema en España es la falta de datos públicos sobre los movimientos de nuestros representantes políticos. No existe aquí una ley de transparencia de información como en UK o USA que permita a cualquiera solicitar la publicación de datos o documentos y que obligue a la administración a responder, como sí ocurre en muchos países europeos.

¿Conoces algún proyecto español de sousveillance? Pásanos el enlace en los comentarios.